La historia detrás del video de una pareja haciendo el amor frente a una discoteca

La grabación es viral en redes sociales y muestra a Jhonny Benítez e Isabella Campo dejándose llevar por la pasión, pero en público.

Sin pena ni gloria, la pareja habló de la escena que protagonizó el fin de semana pasado, en una de las vías más concurridas de Buga (Valle del Cauca).

“El motivo de este video es muy concreto y es para aclarar una situación, unos comentarios bastante pasaditos que nos tienen un poquito preocupados a mi pareja y a mí. Y es el hecho de que están diciendo que estábamos consumiendo sustancias psicoactivas y que fue eso lo que nos llevó a hacer ese acto público”, aclaró Isabella, en una grabación que grabó junto con Jhonny.

Según detallan, la historia detrás de este video es que ellos no habían consumido ninguna sustancia, solo se habían tomado unos rones. Con toda la firmeza les hablan a quienes los han criticado y les piden que disfruten más la vida.

“Quiero agradecerles a todos por su apoyo, gracias a todos los que me han hecho sus buenos comentarios, los que han apoyado a la pareja y a los que no, pues gracias también. Los invito a que disfruten un poquito más de la vida”, agregó Isabella, de 23 años de edad.

En un segundo video, la mujer aclara que no se tiene que sentir deprimida por el video en el que ella aparece sobre un carro con su pareja y en pleno acto.

“Por qué me tengo que ver deprimida, por qué me tengo que ver tirada, azotada para que ustedes crean de verdad que mis disculpas son de corazón por ese acto tan bochornoso de verdad”, dice.

Jhonny, por su parte, asegura que en algún momento se pronunciará sobre el video, y que no lo hace ahora porque tiene asuntos relacionados con su profesión.

“Cada quien en su gremio amigos, feliz noche”, dice el joven en el video.

Estas son las grabaciones que hicieron juntos para aclarar la escena erótica que protagonizaron juntos en plena vía pública:



 

 


Las Mejores Imitaciones del Mundo

 

 

Comparte en tus redes sociales

También te podría gustar...

Deja un comentario